Recorre en Moto Menorca: la isla de los cinco faros

Recorre en moto Menorca: “La isla de los cinco faros”

Es el título del libro de comunicación de Ferran Ramón-Cortes, pero es además una de las mágicas rutas para recorrer en moto que esconde Menorca. El protagonista ha de observar los cinco faros y descubrir un mensaje único e irrepetible. ¿Quieres acompañar a Ferran en su viaje? Alquila una moto con menorcamotosrent y haz el viaje!

  • En moto por Favaritx: El silencio.

En medio del paisaje lunar y construido con la misma roca que lo alberga, desde 1922 es la luz del parque de S’Albufera en el norte de la isla. Sobrecogedor cuando sopla la tramontana.

“Habla sólo si lo que tienes que decir es mejor que el silencio.”

 

  • En moto por Cap d’Artrux: El brillo.

En una zona turística cercana a Ciutadella, desde este faro se puede divisar Mallorca, y a pesar de estar rodeado de luces, consigue destacar por encima de todas ellas. Caracterizado con sus bandas negras y blancas, ha sido objeto de pinturas y fotografías. Las casas de los fareros albergan un restaurante de comida típica menorquina.

Mágico y sugestivo, ocupa un lugar estratégico en la costa.

“La distancia más corta entre un hombre y la verdad es un cuento.”

 

  • En moto por Punta Nati: La conexión.

A escasos kilómetros de Ciutadella es posiblemente la mejor opción para disfrutar de la puesta de sol en Menorca. Rodeado de encrespados acantilados de gran altura en los que la torre se alza vigilante, invita a la comunicación intima, en palabras de Ferran:

“Conectar con los otros y hacerles sentir que tu mensaje es solo para ellos.”

 

  • En moto por Cavallería: El sentimiento.

A 94 metros sobre el nivel del mar y en el punto más septentrional de la isla se encuentra este faro de mitad del siglo XVIII.  La magia de esta ruta comienza ya en el propio camino de llegada: una vereda estrecha, con muros de piedra seca, que atraviesa varias fincas antes de llegar al cruce de Cavallería, donde comienza el camino hacía el acantilado.

“No podemos ocultar lo que sentimos.”

 

  • En moto por Illa de l’Aire: La convicción.

Ferran se acerca al faro en un viejo velero, tiene que ir rectificando el rumbo por el viento y las olas. El faro le da la información pero también la libertad para llegar a él.

En un pequeño islote deshabitado en el extremo sudeste de Menorca muy cerca de la playa de Punta Prima. Siempre tendremos la opción como Ferran, de alquilar un barco y avistarlo desde agua adentro experimentando así la forma de comunicarse que tiene el faro con los navegantes, que no arrastra ni empuja sino que invita

“Es tu convicción lo que me convence.”